Abel Cordovez & Dadda Wanche presentan su nuevo trabajo: ASANTEMIR

Asantemir es el segundo trabajo en combinación de este dúo conformado por Dadda Wanche desde Tenerife y Abel Cordovez desde la isla de La Palma. Tras el exitoso “Tilelli” lanzado en 2014, ambos artistas vuelven a un ir sus fuerzas para presentarnos este disco que consta de 12 canciones, fieles al concepto que hiciera tan popular su primer disco y que les valiera una gran acogida entre aficionados y crítica . Si bien el álbum contiene varios cortes de estilo “Kanari Lovers Rock”-un subgénero del “Lovers Rock” que se popularizara en los años 70 en Reino Unido y más tarde también en Jamaica y alrededor del mundo, llevándolo Abel y Dadda al inconfundible sabor y sentir canario., sin perder los ingredientes que lo definen como género universal. En esta ocasión Asantemir contiene títulos con un mayor compromiso social en su lírica, adentrándose además en otros estilos como el Hip Hop o el R&B, siempre con ese toque tan propio que son capaces de imprimir este dúo musical. Otra de las novedades que presenta este trabajo con respecto al anterior es que todas las producciones corren a cargo de artistas locales de renombre, confiriéndole un carisma al conjunto, que no dejará a nadie indiferente.

El trabajo lo abre un tema en clave de Roots más clásico, bajo una producción de Rubio Dread (fundador de la veterana banda Chubasco en el Ghetto, Tenerife): “Tiempos Serios” constituye un canto de compromiso revolucionario y espiritual, llevado de la mística RastafarI que lo convierte en un himno para los amantes del sonido de raíz y cultura tradicional. Le sigue “Consejos” de mano de Cannarii Producciones desde la isla de Gran Canaria, revisionando el “Hot Milk Riddim” un clásico jamaicano, sobre el que se vierte un mensaje dirigido especialmente a los jóvenes, en reconocimiento del saber y experiencia de nuestros mayores, llamando a no desatender  su consejo y sabiduría vitales.

“Morena” es la tercera canción, nuevamente bajo la producción de Cannarii Producciones en otro clásico jamaiquino, el “Pass the Kutchie Riddim” sobre el que Belu y Wan construyen un Rub-a-Dub con matices latinos en uno de los singles que adelantan un trabajo caracterizado por la gran versatilidad de temáticas y estilos que recoge.

Pero el estilo Kanari Lovers Rock nuevamente tiene un papel protagonista en esta entrega, con dos temas que llevan la firma musical de The Conqueror of Dub uno de los productores del momento en Canarias que aporta sus riddims para “Te quiero invitar” y “Aquí y ahora” dos canciones que no decepcionarán a los fanáticos del género amoroso. En “Aquí y ahora”, el propio Abel Cordovez aporta algunos arreglos musicales que terminan de conferirle esa atmósfera tan particular que logra imprimir en todo lo que toca el artista palmero.

Pero como ya adelantábamos, en esta ocasión otros estilos afloran y el sexto corte lleva la firma de Bobby Bob, un veterano pionero de la música negra en canarias, con una producción en clave R&B sobre la que se materializa “Law of Love”, con una lírica que combina el castellano y el inglés y que sorprenderá a más de uno. También figurando entre los talentos con proyección internacional que se han encargado de llevar el sonido Hip-Hop desde Tenerife por todo el mundo, el consagrado dj Jim B produce el séptimo tema, que también cuenta con arreglos del propio Abel, dándole un giro inusitado hacia el sonido de fusión afrolatino en el himno titulado “Palabra y Música”. Para el octavo tema le vuelve a tocar turno a “Rubio Dread” desde el barrio costero de San Andrés, quien aporta otro ritmo profundamente roots que lleva por título “Emigrante”, en un canto solidario para con aquellas personas que se han visto y siguen viéndose obligadas a abandonar sus hogares para buscar suerte en tierras extrañas por necesidad, contando muchas veces con la hostilidad y rechazo de quienes deberían acogerlos y brindarles apoyo solidario.

“Lucha” es la canción que le sigue, con una producción netamente realizada por Abel Cordovez, en otro himno que lanza al cielo una proclama de resilencia y perseverancia en pos de una meta, descartando con su ritmo bailable y lírica cualquier opción de abandono o rendición ante las adversidades de esta vida. Con “El árbol de la vida” el dúo canario se monta sobre una base de otro productor que ha cosechado un gran reconocimiento y prestigio en los últimos años y que no es otro que Makka Dubba, con una canción vitalista y comprometida con la causa universal del bien sobre el mal, en una alegoría poética que desentraña los diferentes planos de acción revolucionaria en clave guanchuna. La penúltima canción del L.P. se titula “Reggae en San Borondón” y tiene la rúbrica de otro veterano artista local como es Nay (miembro fundador de Katarsis, Tenerife) que aporta un ritmo movido aunque delicado sobre el que Abel y Wanche reversionan la leyenda de la isla fantasma conocida popularmente en la mitología local como San Borondón, convirtiéndola en escenario aventurero para la mejor fiesta de Reggae que se haya visto jamás. Y ya para cerrar el álbum, nuevamente de la mano de Cannarii Producciones llega “La magia de la música” proponiendo un ritmo que combina el Rocksteady, el Roots Rock y el Raggamuffin en otra perfecta muestra de la versatilidad que caracteriza todo el disco.

Un disco que promete no defraudar a quienes disfrutaron de la espontaneidad y originalidad de su antecesor “Tilelli” ya que aunque fiel a la línea  narrativa que marcara éste, llega lleno de frescura y nuevas apuestas tanto en su sonido como en su contenido lírico. La distribución del álbum corre a cargo de Achinech Productions. El diseño del trabajo es obra del genial ilustrador Gabo patapalo, representando el alma de supervivencia y dignidad que acompaña siempre a la música de este dúo musical que se reconocen en la legendaria figura de los Asantemir.

* Asantemir: Según la tradición oral en Tenerife era el nombre que recibían una orden de guerreros-sacerdotes, que eran elegidos desde su nacimiento para crecer apartados y en total entrega a la divinidad (Achaman), a quien debían obediencia en última instancia por encima de cualquier autoridad humana. Su número variaba según el menceyato pero nunca superaba la docena. Eran conocidos por su valentía y arrojo en el combate y por mantener un estilo de vida de estricta moral y elevada disciplina. Se caracterizaban por su particular vestimenta, tatuajes y peinado, con larga melenas que se recogían en trenzas y copetes. Eran tan temidos como respetados y su mera presencia bastaba para mediar entre cualquier posible conflicto.

· Spotify: https://open.spotify.com/album/1o7iFJqtVNjJjtqBePU3ID
· ITunes: https://music.apple.com/es/album/asantemir/1478178028
· Amazon: https://www.amazon.es/Asantemir-Abel-Cordovez-…/…/B07X26QX4M
· YouTube: https://www.youtube.com/playlist…

Dejar un comentario