Hace justo una semana vivíamos una nueva edición del Reggae Can Festival, la cuarta de su exitosa historia, pues en pocos años este festival se ha consolidado como una de las citas obligatorias del panorama musical canario, volviendo a congregar a miles de personas que acudieron a la llamada del Reggae Music, esta vez en femenino.

Con el lema de este año #MujeresEnReggae, el Reggae Can Festival propuso un cartel compuesto en su totalidad por artistas mujeres, algo que es muy difícil de ver en la escena musical local o nacional; lo que supuso un motivo más de celebración y orgullo tanto para el público que llenó la Plaza del Cristo de La Laguna como para todas las artistas que dieron lo mejor de si sobre el escenario.

Otra de las novedades que presentaba el Reggae Can era la participación, por primera vez, de una artista internacional en el marco de este festival, que como sabemos está enfocado en el Reggae hecho en Canarias, pero con los brazos y la mente abierta para invitar a artistas que lo enriquezcan como hizo la alemana Sara Lugo el pasado sábado.

Sara Lugo / Foto: Alexis Rodriguez

Ella fue la encargada de cerrar, por to lo alto, una noche mágica donde se vivieron grandes momentos en todas y cada una de las actuaciones, que comenzaron puntualmente a las 9 de la noche con los primeros temas de la sesión de Mamaqucha, encargada de inaugurar, con muy buen ritmo, el IV Reggae Can Festival.

Como no podía ser de otra manera, la maestra de ceremonias también iba a ser una mujer con muchas cosas que contar en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres en la música Reggae. Sistakappa, que lleva media vida trabajando en la escena europea del Reggae desde el Media Office del Rototom Sunsplash, iba a ser la encargada de presentarnos a todas las participantes durante la noche.

La primera banda en subir al escenario fue Simmer Down, un conjunto de reciente formación liderado por la voz de la joven cantante Montserrat Siverio, que combina su frescura con la veteranía de otros miembros de la banda como José Izquierdo en el bajo, uno de los músicos que lleva más años en activo en nuestra escena.

Tras ellos, volvía Mamaqucha al escenario para acompañar a Lioness Den, dando como resultado una de las mejores actuaciones de la noche. La fuerza y la garra de Lioness hizo que, por momentos, el enorme escenario de la Plaza del Cristo se le quedara pequeño, bajando para bailar y abrazar a un público entregado a la artista tinerfeña.

Lioness Den / Foto: Alexis Rodríguez

A continuación, Sistakappa nos avisaba que llegaba el tiempo del Dancehall con Katana Team, una nueva formación compuesta por varias dancers con gran experiencia como son La Resca, Lya Binghi, Becky Boo y Ludovica Maiorani; que se dejaron la piel sobre el escenario y contagiaron a un público muy agradecido que las despidió con una gran ovación.

Katana Team / Foto: Alexis Rodríguez

La siguiente invitada, Sistah Vibes, hizo que la música no dejara de sonar en la Plaza del Cristo con su sesión, mientras se ultimaban los detalles para la actuación de la siguiente banda, Ruts & La Isla Music.

Tal y como nos tiene acostumbrados la banda tinerfeña, asistimos a una nueva descarga de energía, conexión, cercanía y pasión; en la que pudimos escuchar muchas de las canciones que formarán parte de ese “Flor de Invierno” que está a punto de ver la luz, el esperado nuevo disco de Ruts & La Isla Music. Además, también hubo tiempo para canciones que tomaron un sentido muy especial en una noche como esta, como “Golpeas mi Cuerpo”, que servía para alzar la voz por todas las mujeres afectadas por la lacra de la violencia de género.

Ruts & La Isla Music / Foto: Alexis Rodríguez

Llegábamos así a la recta final de la noche, tras una nueva sesión de Sistah Vibes que sirvió de enlace para la actuación de la cantante alemana Sara Lugo que, acompañada de su propia banda, cautivó desde el primer minuto al público tinerfeño con un Reggae al que no le hacen falta florituras ni adornos. Elegante y directa, creó una conexión instantánea con el Reggae Can, al que regaló una actuación de alta calidad en la que pudimos escuchar muchas canciones de su álbum “Hit Me With Music”, además de algunos de sus singles más conocidos como “Really Like You” junto a Protoje, canción que se ha convertido en un himno entre las nuevas generaciones de seguidores del Reggae.

Sara Lugo / Foto: Alexis Rodríguez

Como gran broche final, Sara Lugo nos sorprendía a todos invitando a Dactah Chando a compartir el escenario con ella, para interpretar juntos una versión muy especial del clásico de The Mighty Diamonds “Pass the Kutchie”. La conexión entre Sara Lugo y Dactah Chando viene de lejos, pues ambos artistas han compartido experiencias en estos últimos años en los que el artista tinerfeño ha viajado a Alemania con su música, incluso Sara Lugo ha grabado algunos coros de los discos de Dactah Chando, trabajando juntos en el estudio.

Con un gran sabor de boca nos despedíamos así de una nueva edición del Reggae Can Festival, que cumplió su promesa de vivir una noche muy especial en la que las mujeres tenían mucho que decir, y lo dijeron alto y claro: el talento no entiende de géneros. Por muchos años más de Reggae Can Festival, que el año que viene llegará a su 5ª edición y estamos seguros que nos sorprenderá a tod@s con una gran celebración.

Reggae Can Festival / Foto: Alexis Rodríguez

Dejar un comentario