15º edición de Lagata Reggae Festival en la ciudad de Zaragoza, fecha emblemática para un festival más que establecido ya en el calendario del reggae hispano que, este años presentó una serie de cambios buscando mejorar la experiencia de los participantes.

Como ocurre desde hace ya unos años, la cita se produce en el Camping Municipal de la ciudad de Zaragoza, a escasos 15 minutos del núcleo urbano y contando con medios de transporte público casi hasta las puertas del festival e incluso, con un circuito de bicicletas organizado por parte de La Ciclería que, cada tarde, reunía a las personas interesadas en Zaragoza para ir en grupo hasta el recinto. Esto explica que, aunque Lagata tenga lugar en un camping, muchas de las personas asistentes prefieran ir a las actuaciones y pasar el día en su casa, lo que es un punto a favor del festival porque no asistimos a esa masificación tan característica de este tipo de eventos de verano.

La vida durante el día transcurre en torno a la piscina del camping donde suena la música de manera continua. Solía ser tradicional que el día fuera el espacio del dub combinado con sesiones de dj de diversos estilos; sin embargo, en esta ocasión, uno de los cambios planteados por el festival fue dejar el espacio solo para los dj, con un set mucho más simple. Por los controles pasó gente como Rudewagon, Club Etiqueta Negra, Mr Pendejo. Destacar dos propuestas, como fueron la de Revolutionary Brothers, que realizaron una sesión íntegramente de dubplates, y la presencia de DJ Tillo, uno de los dj más destacados del panorama musical hispano quien, aunque su ecosistema es el hip hop, no defraudó en su sesión que fluía sin transición entre su selección musical, y si a este dj le acompaña Pulmón Beat Box, entonces se entiende que la gente no dejara de bailar todo el día.

El dub en esta ocasión se reservó para el final de fiesta de cada noche, con Dr.Dubwiser, que no eran otros que Sista Livity, Joan Jordi (La Risspect Krew) y compañeros, con su propuesta de sonido analógico. O esa era la idea, pues la segunda noche, por problemas con los enlaces de los aviones, se tuvo que cambiar el orden, cerrando el festival Manu Digital.

En el escenario principal también hubo cambios, trasladando su localización de la zona de cemento de la entrada del recinto a una zona mucho más orgánica, entre los árboles del camping. Si es de agradecer poder pisar un suelo más natural y un entorno más agradable, con hierba y árboles, presentaba el hándicap de la inclinación del terreno, cosa que la organización deberá meditar y buscar una solución en próximas convocatorias si quieren seguir utilizando este espacio.

En esta ocasión, la propuesta musical del escenario principal tuvo un fuerte acento local, con la presencia de diversos grupos de Zaragoza. Así, el viernes, primera noche, actuaron The Magnetophones, una banda que cumple justamente este verano 10 años de existencia que se maneja por los sonidos de los años 60 y 70 jamaicanos, entre el rocksteady y el ska, con producciones propias y versiones, a los cuales siguieron Irregular Roots, otra joven banda de Zaragoza que, fieles a su propio nombre, desarrollaron los sonidos roots por el escenario con gran dedicación. En este contexto de claro sabor local, subirían al escenario los veteranos JahSta acompañados de Conscious Vibes Band en donde hicieron un repaso por su larga carrera musical así como su última producción, Digital. Acompañados en algunas canciones por el cantante de Magnetophones, Pako, ni que decir tiene que la locura asaltó el festival con los presentes coreando sus melodías.

JahSta

Esta fuerte apuesta por grupos de Zaragoza deslució un poco la presencia del jamaicano Chezidek esa noche, pues los presentes parecían que solo habían acudido a escuchar a sus bandas al tiempo que la versión dj set del cantante jamaicano dejó un poco frío al público. Sin embargo, con su capacidad vocal fue calentando el ambiente hasta volver a hacer a la gente bailar sus temas cerrando por esa noche el escenario principal.

Chezidek (Jamaica)

La segunda noche, el sábado 22 de julio, los grupos programados en el escenario principal mostraban un mayor equilibrio entre el sonido local y artistas extranjeros. Se abrió la noche con un desaforado Rapsusklei (que en un momento dado dio un viaje en el tiempo y se transmutó en El Niño de la Selva, con dreadlocks incluidos) y un público más que entregado, al cual acompañaba dos grandes del hip hop hispano, como fueron DJ Tillo a los platos (maestría en forma de manos increíbles con una gran performance) y Pulmón Beat Box (contrapunto de Rapsusklei que hizo volar las líricas como bombas nucleares que estallaban en los oídos).

A Rapsusklei siguió la armada Ariwa, el sello discográfico de Mad Professor quien desarrollaría una sesión de dub con esas grandes voces que almacena en su mochila. Además, vino acompañado de una de las leyendas vivas del reggae, U Roy. Al rey del toasting y dj style no le hizo falta muchas florituras por el escenario para magnetizar el ambiente, transitando libremente entre sus grandes hits y los temas de su nuevo disco, Talking Roots. Y tras Mad Professor y U Roy, se produjo lo que los técnicos denominan como imponderables: la programación de la noche marcaba que en esos momentos debía subir al escenario Manu Digital; sin embargo, problemas con las conexiones aéreas, como ya hemos dicho, dio lugar a un cambio en la programación, trasladando la música a la zona dub con DrDubwiser intentando mantener el calor del festival, cosa que lograron con creces pero que rompió la dinámica natural que no era otra que acabar la noche en el dub. Y para mayor inri, justamente en esos momentos se desató una pequeña tormenta veraniega que, por suerte, paró cuando le tocó, finalmente, al francés Manu Digital subir al escenario.

El artesano del sonido dejó claro por qué está entre la élite de la música jamaicana, construyendo sus melodías sobre la marcha. Se acompañó del cantante Bazil al micrófono, quien demostró que cuando se cuenta con voz y capacidad, no hay diferencia entre un directo y una grabación en estudio. Una gran complicidad entre productor y cantante.

Manu Digital & Bazil

Un gran final de noche para un gran festival que, aunque este año ha cambiado de piel, busca en todo momento la excelencia en su programación así como en su organización, cosa que logran en cada convocatoria.

U Roy

Texto y fotos por Alexis Rodriguez / www.reggaecanario.com

Dejar un comentario